22 de septiembre de 2013

Mirar el atardecer con la persona que amás.
Tirarte de un paracaídas.
Bucear en el caribe.
Pasar año nuevo en Nueva York.
Ir al casino en Las Vegas.
Hospedarse en un hotel con vista a la Torre Eiffel.
Tomar un colectivo desconocido y ver dónde terminás.
Ir de compras hasta agotar el saldo de la tarjeta.
Comer hasta no poder moverte.
Dormir hasta que te duela el cuerpo.
Maratón de películas con amigas y pochoclos.
Salir las noches de verano.
Emborracharte hasta llamar a tu ex.
Juntarse a cenar pizzas y recordar viejos tiempos.
Anécdotas.
Ver una estrella fugaz.
Pedir un deseo y que se cumpla.
Presenciar un milagro.
Hacer que dos personas se enamoren.
Ayudar a los que lo necesitan.
Caminar descalza sobre el pasto.
Dejar caer la arena entre los dedos.
El sonido del mar.
El olor a lluvia.
Escuchar música muy fuerte en el auto.
Llorar hasta quedarte dormida.
Noches de insomnio.
Leer.
Pintarte las uñas y que te queden perfectas.
Estar más linda en pijama que arreglada.
Llegar a casa y sacarte el corpiño.
Confianza máxima con tu mejor amiga.
Entenderse con miradas con una persona.
Desear cosas buenas.
Conocer el amor.
Creer en la felicidad.
Aprender a valorar.
Sonreír.
Sentir.

Vivir.

1 comentario:

  1. Muy bueno.
    Uno debería tener una lista así en la mesa de luz y así se mediría cuánto disfrutás, cuánto vivís...
    Un saludo.

    ResponderEliminar