26 de noviembre de 2013

Te extraño tanto que no aguanto más. Duele mucho. A veces hasta tengo la sensación de ahogarme, de quedarme sin aire; no puedo respirar y rompo en un llanto eterno que me lleva a dormirme, y cuando por fin pienso que ya está, que ya pasó: aparecés en mis sueños. Y me despierto deseando por favor que ya se acabe todo esto, que tu cara deje de aparecer todo el tiempo en mi cabeza, que tu voz deje de retumbar en mis pensamientos, que todos los recuerdos que tengo con vos se diluyan para nunca más volver… que deje de doler.

Porque en serio, en serio que no puedo más.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario